martes, 5 de enero de 2016

Es que todavía (minicuento de autobienvenida)

-Es que todavía me falta podar el jardín-, dijo.
-Sin ti no nos importa, se va a echar a perder de todos modos.
“Qué pena”, pensó, y esfumó para siempre.